Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Jesús dijo a sus discípulos en Juan 14:15 que si lo amaban obedecerían sus mandamientos. Y esto nos ayuda a ver la conexión de que al obedecer su palabra es la forma más importante en la que podemos amar a Dios.

Pero seamos honestos, esta Biblia está compuesta de muchos mandamientos, simplemente observemos el pentateuco el cual contiene 613 mandamientos. Lo cual trae las preguntas de ¿Cómo nos acercamos hoy a estos mandamientos? Y ¿Cuáles debemos obedecer?

Si alguno de estos mandamientos sigue vigentes, como muchos razonan, creemos en observar los 10 mandamientos que muestran el corazón moral de Dios. Y dentro de estos 10 mandamientos encontramos el día de reposo. Por lo tanto ¿Qué es el Sabbat o el día de reposo? ¿Cómo observamos este día ahora?
Para poder responder a esta pregunta es necesario que veamos los principios del Sabbat. En Éxodo 20 leemos: “Acuérdate del día de reposo para santificarlo. Seis días trabajarás, y harás toda tu obra; mas el séptimo día es reposo para Jehová tu Dios; no hagas en él obra alguna, tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu criada, ni tu bestia, ni tu extranjero que está dentro de tus puertas. Porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, el mar, y todas las cosas que en ellos hay, y reposó en el séptimo día; por tanto, Jehová bendijo el día de reposo y lo santificó.”

Después de la creación en el séptimo día aprendemos que Dios descanso, de igual manera su gente de be descansar después de una semana de trabajo. Esto era para para que el Pueblo de Israel reconociera el poder absoluto de Dios y que somos nosotros no somos Dios. El día de reposo simboliza el control de Dios sobre el universo, en el cual uno le cede el lugar a Dios para proveer, un día que uno pude utilizarlo para sí mismo. Nos abstenemos de controlar nuestra propia vida admitiendo nuestras debilidades y reconocemos nuestra dependencia de Dios.

A lo largo del Antiguo Testamento vemos que esta es una manera de mostrar la fidelidad hacia Dios. Sin embargo cuando Jesús camino entre nosotros, los Judíos vivían bajo la complejidad de esta regulación. Si un animal caía en un hoyo en un día de reposo este debía quedarse allí y no se podía rescatar (de acuerdo a la comunidad Judía) pero Jesús no pensaba igual (Mateo 12:11).

Y ahora después de tanto tiempo, como cristianos creemos que Jesucristo vivió una vida perfecta, murió para redimirnos y resucito al tercer día dando inicio a algo nuevo. Las cosas no son las mismas y han cambiado gracias a la resurrección de Jesucristo, ya no somos el mismo pueblo que se encontraba a las orillas del Monte Sinaí recibiendo los Diez mandamientos de Moisés.

Jesús nos dice que su propósito no era anular la ley o los profetas (Mateo 5:17), pero también declaro que el venía a ofrecernos un descanso cuando declaró “Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas; porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga.” Jesús es nuestro Sabbat, el a cumplido la ley por nosotros, por lo tanto el Sabbat requiere una reinterpretación.

Pablo escribe “Por tanto, nadie os juzgue en comida o en bebida, o en cuanto a días de fiesta, luna nueva o días de reposo, todo lo cual es sombra de lo que ha de venir; pero el cuerpo es de Cristo” (Col. 2:16-17). Parece que se nos dice que el Sabbat se una sobra, y la realidad es que el término que usa Pablo para sombra (Skia) es el mismo que el autor de hebreos usa al explicar los sacrificios del Antiguo Testamento en Hebreos 10:1 al decir que la ley es solo una sombra de lo venidero. Por lo tanto los sacrificios y el Sabbat fueron establecidos para preparar la venida del Mesías, el cual vendría a salvar el mundo.

En Romanos 14:5 Pablo dice “Uno hace diferencia entre día y día; otro juzga iguales todos los días. Cada uno esté plenamente convencido en su propia mente.” Pablo habla del Sabbat pero cree que es un asunto de inconciencia. Pero su actitud indica que ya no es una norma, estamos en una nueva era. El Sabbat se ha cumplido de acuerdo a lo que Pablo nos dice, es solo una sombra de Jesus.

Hebreos 3 y 4 nos habla del descanso Jesús obtuvo para cada uno de aquellos que viven en la fe y declara “Por tanto, queda un reposo para el pueblo de Dios. Porque el que ha entrado en su reposo, también ha reposado de sus obras, como Dios de las suyas. Procuremos, pues, entrar en aquel reposo, para que ninguno caiga en semejante ejemplo de desobediencia.” Lo que un día fue semanal ahora es eterno. Pero la pregunta queda aún sin responder ¿Qué hacemos ahora para obedecer este mandamiento?

Muchos creen que obedecemos esto al asistir a la iglesia y tener el día de reposo en la iglesia. Ahora el ser miembros de una iglesia es importante para el creyente ya que ayuda al crecimiento de su fe y a la unidad del cuerpo. Pero observar el Sabbat en la iglesia no está bien. El domingo no es el Sabbat cristiano sino el día del Señor. Nos reunimos para adorar el primer día de la semana porque es el día en que Jesús resucito entre los muertos.

Aunque ya no estamos bajo la ley como creyentes, creo que es relevante para los cristianos observar el principio del Sabbat en el cual reconocemos la grandeza de nuestro Dios y confiamos en su providencia. Este patrón de descanso debería ser parte de nuestras vidas. Es un recordatorio de que somos pequeños, frágiles, dependientes y no somos Dios. La falta de este descanso en nuestras vidas revela nuestro orgullo y nos llevara al agotamiento físico y espiritual.

El recordatorio del Sabbat como día santo tiene importancia en la escritura. Es importante tener un día de descanso en Dios, el comando no es lo que nos une ya que en Jesús ha llegado un nuevo pacto. La mejor manera para observar el Sabbat hoy, es reconociendo su cumplimiento en Jesús, el cual nos ofrece un descanso eterno a aquellos que confían en el.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.